A la mayoría de deportistas,sobre todo corredores y ciclistas, si no hacen ningún ejercicio de compensación, acaban con dolores de espalda.
Hacer ejercicios de yoga nos puede ayudar, con tres sencillas posturas que te recolocan la espina dorsal y alivian las molestias de tu cuello y zona cervical.
1. Postura del Aguila
Puedes hacerla de pie o sentada. Pasa una pierna por encima de la otra, cruza los brazos por delante de los hombros, eleva los antebrazos y gira las palmas hacia adentro buscando que se toquen. Repítelo cinco veces, cambia la posición de los brazos y repite otras cinco veces.

Yoga Ejercicios - Postura del Aguila

2. Postura de giro espinal
Cruza una pierna sobre la otra, con la rodilla elevada y torsiona el tronco hacia el lado contrario. Inspira, apoya la mano sobre el muslo elevado y llévalo hacia adentro manteniéndolo durante cinco respiraciones completas. Expulsa el aire y cambia de lado.

Yoga ejercicios - Postura de giro espinal

3. Postura del gato
De rodillas en el suelo con las manos apoyadas, la espalda paralela al suelo, mirada al suelo, toma aire. Exhala y empieza a redondear tu columna como un gato, bajando la cabeza y llevando la barbilla al pecho. Toma aire y arquea la espalda al revés, hacia el suelo, elevando el pecho y la cabeza. Exhala para volver a cambiar la curvatura de la espalda y repite diez veces la secuencia.

yoga ejercicios - Postura del gato

Si practicas estos yoga ejercicios dos o tres veces por semana podrás aliviar esos molestos dolores de espalda.
Ejercicios adicionales de yoga para el dolor de cuello y espalda:

Bhujangasan o postura de la cobra
Acuéstese boca abajo sobre la colchoneta, con las palmas en el suelo, debajo de los hombros, con los codos toquen su cuerpo. Lentamente estira los brazos y estirar la espalda, formando un arco con la espalda. Mantenga los pies, las rodillas y las caderas a presión en el suelo. Mantenga sus hombros rectos, el pecho hacia fuera, y mirar hacia arriba. Mantener durante diez a quince segundos, y lentamente volver a la tierra. Esto estirará los músculos abdominales y fortalecer la columna vertebral.

Virbhadrasana o postura del guerrero
Comience con su piernas y los brazos a tu lado. Gire el pie derecho 90 grados, y el pie izquierdo cuarenta y cinco. Mantener la respiración neutra, levante los brazos sobre su cabeza con las palmas unidas. A continuación, exhala, doble la pierna derecha a 90 grados, y estirar la espalda hacia atrás. Mantenga esta posición durante tres a ocho respiraciones y la liberación.
Savasana o posición del cuerpo muerto
Acuéstese en el suelo, boca arriba, con sus brazos a los lados, a 45 grados, con las palmas hacia arriba. Comience a respirar profundamente y relajar todo el cuerpo. Comience con todos los músculos, a partir de la parte superior de su cabeza hasta las plantas de los pies. Siente a tu móvil en un estado total de relajación. Manténgase en esta postura durante unos 20 a 30 minutos.
Salir de ella, moviendo los dedos de manos y pies, y rollo a un lado en posición fetal antes de levantarse. Esta postura le ayudará a deshacerse del estrés y deje que sus músculos se relajan.

Anuncios